Artículos etiquetados con: Familia

Mar07

PAUTAS PARA AFRONTAR UNA SEPARACIÓN O DIVORCIO

Categories // Publico

PAUTAS PARA AFRONTAR UNA SEPARACIÓN O DIVORCIO

 

PAUTAS GENERALES PARA AFRONTAR UNA RUPTURA:

Las separaciones, divorcios y medidas de hijos no matrimoniales están a la orden del día. Las crisis familiares son temas donde los sentimientos fluyen de forma incontrolada, por ello es imprescindible que  un profesional  nos asesore sobre cuáles son los pasos a seguir en el procedimiento y en el caso concreto.

Algunas de las pautas que no podemos olvidar nunca en este tipo de asuntos son:

1. Hay que buscar a un profesional que nos dirija en este proceso. No hay que dejar de lado que el proceso al que nos vamos a someter es judicial pero la repercusión del mismo lo será en el ámbito personal y sentimental.

2. Los sentimientos hay que dejarlos a un lado y pensar con la cabeza fría. El proceso que vamos a iniciar es una de las decisiones más importantes de nuestra vida y, posiblemente, después de tener un hijo, la que más consecuencias futuras nos va a traer.

3. El consenso entre las partes es la mejor solución posible. Las parejas no pueden olvidar que nadie conoce mejor sus problemas que ellos mismos, razón por la cual en ellos radican las mejores soluciones a sus conflictos.

4. Hay que escuchar las palabras de un profesional en la materia. Éste ve las cosas de forma objetiva y nos proporciona una perspectiva eficaz y equitativa para ambos componentes de la pareja.

5. Hay que tener como prioridad el interés superior de los menores. Los niños son los más perjudicados en estas crisis familiares y hay que protegerlos.

 

Estas son las directrices que harán que la comunicación de la pareja sea la adecuada, se lleguen a soluciones más rápidas y eficaces y, además, garanticen que el acuerdo perdure en el tiempo y evite posibles conflictos.

 

 

Maite Sancho, Abogada en Pedrós Abogados.

 

 

 

 

 

Jul26

DIVORCIADOS: LO TUYO ES MÍO Y LO MÍO ES MÍO, POR MAITE SANCHO

Categories // Publico

DIVORCIADOS: LO TUYO ES MÍO Y LO MÍO ES MÍO, POR MAITE SANCHO

DIVORCIADOS: LO TUYO ES MÍO Y LO MÍO ES MÍO.

El verano es tiempo  para descansar y disfrutar de la familia, pero en muchas ocasiones el exceso de convivencia matrimonial acaba convirtiéndose en una pesadilla. Por eso, septiembre es uno de los meses por excelencia de rupturas matrimoniales, un período donde se disparan los divorcios.

Nos divorciamos, ¿y ahora qué? la casa, el coche, las cuentas, acciones, saldos y un momento, ¿quién pagó ese cuadro que tanto nos gusta a los dos? Inmediatamente llega la respuesta: fui yo y la contestación: ah no, ese dinero es ganancial, el cuadro es de los dos. Aquí empieza el PROBLEMA.

¿Qué ocurre cuando estamos casados en un régimen económico ganancial?  En la mayoría de ocasiones a todos se les pasa por la cabeza la típica frase “Lo tuyo es mío y lo mío… es mío”.

Llegados a este punto, tranquilos, analizamos el régimen económico matrimonial de la sociedad de gananciales.

En el régimen económico de sociedad de gananciales  se hacen comunes para el marido y la mujer las ganancias o beneficios obtenidos de forma indistinta por cualquiera de ellos, desde que empieza el matrimonio hasta que finaliza.

Cuando el matrimonio se rompe la sociedad de gananciales debe ser liquidada, es decir, se reparte al 50% entre los todavía cónyuges. La sociedad de gananciales, como todas las sociedades, se compone de activo y pasivo, y se reparten ambos por igual entre los componentes de la sociedad.

Dicho esto, a pesar de  que el momento de la ruptura es una situación (en la mayoría de los casos) dramática hay que apelar siempre al sentido común. Por ejemplo: el coche lo compró mi mujer y es suyo, pero estoy enfadado y por lo tanto tengo derecho a la mitad del coche ya que el dinero  con el que se compró  el vehículo en su momento era ganancial. Puede parecer, a priori, un razonamiento absurdo pero hay que recordar que en esos momentos  estamos ofuscados y enfadados y el sentido común brilla por su ausencia (no me gusta  generalizar pero estamos poniendo ejemplos).

En estos casos, es conveniente acudir a un abogado especializado, y  que éste se encargue de formar lotes de adjudicación tanto de bienes y ganancias como de deudas. Tanto el activo como el pasivo que compone la sociedad de gananciales se  reparten de forma equitativa  entre ambos y, por supuesto, apelando siempre al sentido común. Volvemos al ejemplo citado en el párrafo anterior, si sabemos que el coche lo compró y lo utiliza la mujer, se le adjudicará el mismo en el reparto, lo mismo ocurrirá  con el ejemplo del cuadro.

Es claro que en el régimen económico de gananciales todo es de los dos pero, no es menos cierto que, en el régimen de separación de bienes, pese a que cada uno tiene su patrimonio,   su saldos y sus deudas siempre se tienen cosas en común las cuales deben también liquidarse.

Por lo tanto,  lo aconsejable es liquidar el régimen de gananciales o los bienes en común con la cabeza fría y asesorados por un abogado especializado en la materia.

 

*Por Maite Sancho Campos, abogada en Pedrós Abogados.

 

 

 

Jul04

CUSTODIA COMPARTIDA Y VIVIENDA FAMILIAR, POR MAITE SANCHO

Categories // Publico

CUSTODIA COMPARTIDA Y VIVIENDA FAMILIAR, POR MAITE SANCHO

Comentarios al respecto de la sentencia del Tribunal Supremo, en la que se concluye que la madre no tiene el uso exclusivo de la vivienda familiar en caso de custodia compartida. Adjuntamos el enlace de la noticia:

 

http://eldia.es/sociedad/2016-07-02/1-madre-tiene-uso-exclusivo-vivienda-familiar-caso-custodia-compartida.htm

 

Es habitual que en temas de familia con custodia compartida entre en conflicto el uso de la vivienda familiar. En este supuesto  surgen varias preguntas ¿a qué progenitor se le atribuye el uso de la vivienda? ¿Se le atribuye el uso a los hijos dado que estamos hablando de una custodia compartida? Lo frecuente en estos casos, haciendo referencia siempre  a   procesos contenciosos,  es que el juez  decidida, en atención a las circunstancias concretas del caso,  si atribuye a los progenitores el uso alterno de la vivienda en la que continuarán viviendo los hijos, o bien  acuerde que el uso corresponda al progenitor que “objetivamente tuviera más dificultades de acceso a otra vivienda”.  En  este último caso serían los menores los que irían desplazándose de un domicilio a otro.  La sentencia del TS se decanta por esta última opción,  resultando en principio que dicho uso se le atribuyó en exclusiva a la madre hasta que la menor alcanzara la mayoría de edad. 

 

Si bien como venimos diciendo, siempre hay que estar al caso concreto y a las situaciones de cada familia, pues distan mucho de un caso a otro.  Atendiendo siempre de manera prioritaria y preferente al interés familiar más necesitado de protección y  representado el  superior interés del menor.

 

<<  1 [23 4 5  >>