Ago21

LA VÍA MÁS SEGURA PARA RECLAMAR A BANKIA: DEMANDA INDIVIDUAL Y CIVIL

Categories // Bancario

Por Alberto Aznar , letrado de Pedrós Abogados.

LA VÍA MÁS SEGURA PARA RECLAMAR A BANKIA: DEMANDA INDIVIDUAL Y CIVIL

En los últimos años, como sabemos, han saltado a la luz pública diversos escándalos sobre mala praxis bancaria que afectan a todo tipo de bancos y a todo tipo de personas, ya se trate de particulares o grandes inversores y ya se trate de productos financieros complejos como las participaciones preferentes y las obligaciones subordinadas o inversiones sencillas como las acciones.

A medida que los afectados han ido conociendo el problema y solicitando asesoramiento sobre la mejor forma de recuperar sus ahorros e inversiones, los despachos de abogados hemos ido evolucionando y dando respuesta intentando, siempre y en todo momento, lograr el máximo beneficio y la mayor brevedad en la solución del problema para nuestros clientes.

La negativa de la mayoría de entidades bancarias a admitir las irregularidades y mala praxis con que han actuado en determinados casos ha hecho inevitable la presentación de demandas judiciales para defender los intereses de los afectados, produciéndose una avalancha de procedimientos prácticamente sin precedentes en nuestro país.

Y al contarse por miles -sino decenas de miles- los afectados por la mala praxis de determinados bancos, algunos Letrados han intentado acelerar los procedimientos valiéndose de atajos legales que, como en el caso de los afectados por adquisición de acciones de Bankia en su salida a bolsa, han sido rechazados de plano por los tribunales. Esta situación ha llevado a un resultado contrario al que se quería obtener: ralentizar el procedimiento en vez de acelerarlo. Ralentizar, en vez de acelerar, la recuperación de sus ahorros por los afectados.

Nos estamos refiriendo a la interposición de demandas colectivas aglutinando cientos sino miles de afectados bajo una misma demanda y un mismo supuesto de hecho, pretendiendo que un tribunal decida sobre una globalidad, en muchos casos heterogénea, de afectados. Así como a la interposición de demandas ante Juzgados de lo Mercantil cuando el órgano natural para conocer de una nulidad contractual son los Juzgados de Primera Instancia.

Ante esta situación, y priorizando siempre los principios de lograr la mejor defensa de nuestros clientes y de minimizar el riesgo y los costes temporales, desde PEDRÓS ABOGADOS desde el primer día en que hemos sido consultados en asuntos de mala praxis bancaria hemos venido a tratar el tema de igual manera que el restante 99% de temas sobre los que trabajamos desde hace ya más de cien años: dando un estudio y tratamiento individualizado a cada cliente, a cada caso y a cada circunstancia como manera de lograr la mejor defensa en el menor tiempo posible para nuestros clientes.

Es más, aquellos letrados que habían optado por agrupar cientos o miles de afectados en demandas colectivas ante los Juzgados de lo Mercantil han visto rechazadas sus pretensiones por lo que han tenido que interponer dichas demandas de forma individual y ante Juzgados de Primera Instancia. Como desde PEDRÓS ABOGADOS hemos pensado que era la mejor manera de proceder en defensa del interés de nuestros clientes.

Este tratamiento individualizado, además de ser estrictamente respetuoso con los máximos estándares de deontología profesional de la abogacía, nos ha llevado a excelentes resultados al lograr que nuestros clientes recuperen sus ahorros en el menor tiempo que sea posible; haber obtenido un 100% de sentencias favorables en recuperación de ahorros invertidos en acciones de Bankia e, incluso, recuperar la inversión sin necesidad de celebrar juicio como en la pionera Sentencia nº 101/2015 de 31 de marzo.