Feb28

Comentarios en cuanto al permiso de residencia de inversores extranjeros no comunitarios.

Categories // Publico

Comentarios en cuanto al permiso de residencia de inversores extranjeros no comunitarios.

Ante la gran cantidad de consultas recibidas por el despacho respecto cuestiones relativas al permiso de residencia para extranjeros no comunitarios, creemos conveniente dar una visión global sobre las líneas principales de esta cuestion.


El pasado 29 de Septiembre entró en vigor la nueva Ley de Emprendedores por la que el gobierno concederá el permiso de residencia a los extranjeros no comunitarios que compren viviendas por un importe superior a 500.000 €, tras los tramites legales correspondientes. Señalar que este permiso no equivale a un permiso de trabajo, ni otorga derecho a la sanidad pública española o prestaciones sociales. A modo de ejemplo, se debe concertar la contratación de un seguro privado de salud. Es lo que es, un permiso de residencia de una duración de dos años.

Esta decisión por parte del ejecutivo conlleva que se eviten  los desplazamientos cada 90 días de ciudadanos extranjeros hacia su país de origen para tramitar la renovación de sus visados.

El principal motivo por el cual se ha impulsado dicha medida es el de reducir el amplio stock de viviendas en España, dado que la demanda nacional esta paralizada desde el estallido de la burbuja inmobiliaria. Cabe destacar que de las viviendas que se compraron en 2013, el 15 % de dichas compras fue llevada a cabo por inversores extranjeros. No se puede negar que entre otras cosas, lo pretendido por el ejecutivo es la captación del inversor extranjero con rentas altas, que no obstante, deberán pasar por todos los controles y trámites preceptivos establecidos por parte del Ministerio de Interior.

De esta manera, España sigue el ejemplo de países como EEUU, Portugal, Irlanda o Chipre para atraer capital extranjero, lo cual, se supone que impulsará la economía nacional y mejorará el mercado inmobiliario.

En el caso portugués, por ejemplo, una de las opciones existentes para la concesion del indicado permiso es la de generar un mínimo de 30 puestos de trabajo, o la de generar un impacto económico en el pais superior al millón de euros. Respecto Irlanda, a los inversores extranjeros que quieran conseguir el visado y permiso se les ofrece la opción de invertir al menos un millón de euros en un proyecto público que impulse la cultura, el arte o la educación. Por otro lado, en EEUU, la ley es prácticamente igual a la aprobada en España.

La  nueva ley no contempla únicamente casos de compraventa de inmuebles por un valor superior a los 500.000 € para la obtención del permiso de residencia, ya que además, permitirá a los solicitantes no comunitarios obtener el permiso de residencia español mediante el cumplimiento de las siguientes condiciones y mediante la realización de una inversión en España, cuando la misma la lleve a cabo una persona jurídica domiciliada en un territorio no calificado de paraíso fiscal.

Estas condiciones son las siguientes.

- Inversión inicial por un valor igual o superior a 2 millones de € en títulos de deuda pública.

- Inversión inicial por un valor igual o superior a 1 millón de € en acciones o participaciones de empresas españolas.

Para ambas inversiones el solicitante deberá haber realizado la inversión en la cantidad mínima requerida en un periodo no superior a 60 días anteriores a la presentación de la solicitud.

- Iniciar un proyecto empresarial que vaya a ser  desarrollado en España bajo la condición de que cumpla al menos alguno de los siguientes requisitos.

-          Creación de puestos de trabajo.

-          Realización de inversión con impacto socioeconómico.

-          Aportación relevante la innovación científica o tecnológica.

 La duración de dicho permiso será de dos años, renovables por otros dos más, siempre y cuando se mantenga la inversión inicial.

 También destacar que la nueva ley permite al cónyuge e hijos del inversor solicitar de manera simultánea o posterior la autorización de residencia y en su caso el visado.

 * Por Santiago Calvo Escoms, abogado en Pedrós Abogados, y Javier Aparici, colaborador.