Sep07

EXISTENCIA DE LA RESPONSABILIDAD SOLIDARIA ENTRE LAS EMPRESAS DEL GRUPO EN EL ÁMBITO LABORAL

Categories // Laboral

POR SANTIAGO CALVO ESCOMS, SOCIO Y LETRADO EN PEDRÓS ABOGADOS

EXISTENCIA DE LA RESPONSABILIDAD SOLIDARIA ENTRE LAS EMPRESAS DEL GRUPO EN EL ÁMBITO LABORAL

A menudo se nos plantea, tanto por grupos de trabajadores como por parte de mercantiles, la cuestión de si entre determinadas empresas existe o no lo que se considera grupo de empresas, y sobre todo, los efectos de dicha consideración, es decir, si existe responsabilidad, en este caso por las responsabilidades laborales que se pudiesen derivar respecto los trabajadores, o no. Porque de inicio, partimos de que puede existir grupo de empresas ( o no ), pero en el caso de que este exista no tiene por qué extenderse al resto de empresas del grupo la responsabilidad que pueda tener una de ellas, en este caso, con respecto a sus trabajadores.

 

Vamos a intentar concretar de forma muy sencilla los requisitos que deben darse para que proceda esta consideración  y responsabilidad.

 

1. Respecto la existencia del grupo de empresas.

 

Debemos señalar de inicio, que aunque entre dos o más mercantiles exista cierta vinculación, por razones de negocio; domicilio, u otras cuestiones, no significa que exista un grupo de empresas. Por lo menos a priori.

 

Ante dichas situaciones, la doctrina y jurisprudencia han venido construyendo el concepto relativo al ámbito laboral ( dado que en otros campos como el mercantil y fiscal si están más definido en la diversa legislación ), definiendo el grupo de empresas, y lo decimos citando ( por proximidad geográfica ) al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, Sala de lo Social, como el fenómeno según el cual las sociedades que lo integran, aun siendo independientes entre sí desde una perspectiva jurídico formal, actúan con arreglo a criterios de subordinación que permiten identificar una cierta unidad económica.

 

Es decir, podemos hablar de grupo de empresas cuando nos encontramos ante empresas que actúan en el tráfico jurídico diario mediante conjuntos de sociedades, vinculadas o no entre sí, a través de una sociedad dominante con otras dependientes o por medio de un grupo de personas jurídicas independientes pero que mantienen diversos nexos de unión: una dirección unitaria, una participación accionarial, etc…

 

Como decíamos en líneas anteriores, ¿implica la existencia de grupo de empresas la existencia de responsabilidad solidaria de las empresas que integran el grupo en el ámbito laboral?,no necesariamente.

 

Para determinar si existe esta responsabilidad, y como pone de relieve la doctrina y la jurisprudencia – como por ejemplo, la Sentencia del Tribunal Supremo de 26 de enero de 1998  –, frente al principio general de la independencia y no comunicación de las responsabilidades entre sociedades integradas en un grupo, debe buscarse al empresario «real», a través de la figura del denominado «levantamiento del velo» de la personalidad jurídica, declarando una comunicación de las responsabilidades empresariales entre sociedades pertenecientes a un grupo siempre que concurran algunas circunstancias que se han ido perfilando tanto por la doctrina como por la jurisprudencia.

 

2. Existencia de responsabilidad solidaria entre las empresas del grupo en el ámbito laboral.

 

Llegados aquí, una vez determinada la existencia del grupo de empresas, para que se considerase la existencia de grupo de empresas con responsabilidad solidaria en el ámbito laboral, haría falta la concurrencia de ciertos requisitos, que de forma muy breve y para que quede muy claro, son los siguientes:

 

a) se exige el funcionamiento unitario de las respectivas organizaciones de trabajo, en definitiva, una empresa dominante con poder de dirección y prevalencia sobre los aspectos económicos, financieros y laborales del resto de empresas del grupo.

 

b) se exige la prestación por los trabajadores de trabajo común (sucesiva o simultáneamente) para varias empresas del grupo.

 

c) se exige la creación de empresas sin sustento real y con el único fin de eludir responsabilidades, lo cual puede provocar la imposibilidad de hacer efectivas las responsabilidades laborales que pudiesen derivarse.

 

d) se exige la confusión de plantillas y patrimonio (o lo que es lo mismo, una caja única a los efectos de pagos y cobros) con apariencia de unidad empresarial.

 

Una vez acreditada la existencia del grupo de empresas, y una vez acreditado que se dan estos requisitos, ¿podemos hablar de la existencia de responsabilidad solidaria en el ámbito laboral de todas las empresas del grupo que lo conforman? depende, dado que esto no son matemáticas. En tal sentido, en el propio despacho hemos sido testigos de sentencias, con idénticas partes ( entendiéndose por partes las mismas empresas con diferentes trabajadores ), idéntica prueba, e idéntico resultado de esta, en el que las sentencias han fallado en sentidos contrapuestos en base, insistimos, a idénticos hechos, pero diferentes fundamentaciones jurídicas, todas ellas aceptables y razonadas, con independencia de los correspondientes recursos ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

 

En conclusión, para que un juzgado o tribunal aprecie la existencia de un grupo de empresas con responsabilidad solidaria en el ámbito laboral entre las empresas que conforman el grupo, el trabajador habrá de acreditar ( el tema de la carga de la prueba es otra cuestión en este particular, dado que es el propio trabajador quien debe acreditar la existencia del grupo y el cumplimiento o existencia de las anteriores condiciones ) que se dan las condiciones exigidas que hemos detallado en líneas anteriores, esto es, que tales empresas actúan conjuntamente en el mercado con una dirección unitaria, que hay trabajadores que prestan sus servicios de modo indistinto para las empresas, que la empresa carece de patrimonio real, etc… En tal caso, el Juez tiene la facultad de aplicar la consecuencia indicada y declarar la responsabilidad patrimonial de las empresas del grupo.

Sep02

ESTAMOS DE VUELTA

Categories // Publico

POR PEDRÓS ABOGADOS

José Manuel Zafra (a la derecha) junto al psicólogo Manuel Ramos

 En Pedrós Abogados os damos de nuevo la bienvenida y comenzamos el mes de septiembre con las energías renovadas.

 Durante el descanso estival, nuestro despacho ha sido protagonista los sábados del pasado mes de agosto en la sintonía de Onda Cero en el programa “Con Buena Onda”, que dirige y presenta Merche Carneiro.

Nuestro socio director, José Manuel Zafra, ha participado en la tertulia semanal de este espacio en la que se han tratado temas de actualidad tan relevantes como la conciliación de la vida familiar y laboral, la amistad en el entorno profesional, la libertad de expresión en las redes sociales, el envejecimiento de la población española o la escritura mecánica frente a la tradicional.

Una experiencia con saldo más que positivo, por los comentarios que muchos de nuestros clientes y amigos nos habéis és﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽ por la gran acogida d Onda Cero.les s de las tertros clientes. y amigos nos han hecho llegar; y por la gran acogida dhecho llegar, por la gran acogida de la audiencia, y que esperamos poder repetir en futuras ocasiones.

Si no habéis podido escuchar las intervenciones de José Manuel Zafra, os dejamos el enlace de la última participación en la web de Onda Cero.

Después de este paréntesis vacacional, estamos de vuelta para seguir acompañando y ayudando a todos nuestros clientes.

 

http://www.ondacero.es/programas/con-buena-onda/audios-podcast/conciliacion-de-la-vida-laboral-y-familiar-realidad-o-ficcion_2015082955e177a80cf26c75d0f9e2c1.html

Ago21

LA VÍA MÁS SEGURA PARA RECLAMAR A BANKIA: DEMANDA INDIVIDUAL Y CIVIL

Categories // Bancario

Por Alberto Aznar , letrado de Pedrós Abogados.

LA VÍA MÁS SEGURA PARA RECLAMAR A BANKIA: DEMANDA INDIVIDUAL Y CIVIL

En los últimos años, como sabemos, han saltado a la luz pública diversos escándalos sobre mala praxis bancaria que afectan a todo tipo de bancos y a todo tipo de personas, ya se trate de particulares o grandes inversores y ya se trate de productos financieros complejos como las participaciones preferentes y las obligaciones subordinadas o inversiones sencillas como las acciones.

A medida que los afectados han ido conociendo el problema y solicitando asesoramiento sobre la mejor forma de recuperar sus ahorros e inversiones, los despachos de abogados hemos ido evolucionando y dando respuesta intentando, siempre y en todo momento, lograr el máximo beneficio y la mayor brevedad en la solución del problema para nuestros clientes.

La negativa de la mayoría de entidades bancarias a admitir las irregularidades y mala praxis con que han actuado en determinados casos ha hecho inevitable la presentación de demandas judiciales para defender los intereses de los afectados, produciéndose una avalancha de procedimientos prácticamente sin precedentes en nuestro país.

Y al contarse por miles -sino decenas de miles- los afectados por la mala praxis de determinados bancos, algunos Letrados han intentado acelerar los procedimientos valiéndose de atajos legales que, como en el caso de los afectados por adquisición de acciones de Bankia en su salida a bolsa, han sido rechazados de plano por los tribunales. Esta situación ha llevado a un resultado contrario al que se quería obtener: ralentizar el procedimiento en vez de acelerarlo. Ralentizar, en vez de acelerar, la recuperación de sus ahorros por los afectados.

Nos estamos refiriendo a la interposición de demandas colectivas aglutinando cientos sino miles de afectados bajo una misma demanda y un mismo supuesto de hecho, pretendiendo que un tribunal decida sobre una globalidad, en muchos casos heterogénea, de afectados. Así como a la interposición de demandas ante Juzgados de lo Mercantil cuando el órgano natural para conocer de una nulidad contractual son los Juzgados de Primera Instancia.

Ante esta situación, y priorizando siempre los principios de lograr la mejor defensa de nuestros clientes y de minimizar el riesgo y los costes temporales, desde PEDRÓS ABOGADOS desde el primer día en que hemos sido consultados en asuntos de mala praxis bancaria hemos venido a tratar el tema de igual manera que el restante 99% de temas sobre los que trabajamos desde hace ya más de cien años: dando un estudio y tratamiento individualizado a cada cliente, a cada caso y a cada circunstancia como manera de lograr la mejor defensa en el menor tiempo posible para nuestros clientes.

Es más, aquellos letrados que habían optado por agrupar cientos o miles de afectados en demandas colectivas ante los Juzgados de lo Mercantil han visto rechazadas sus pretensiones por lo que han tenido que interponer dichas demandas de forma individual y ante Juzgados de Primera Instancia. Como desde PEDRÓS ABOGADOS hemos pensado que era la mejor manera de proceder en defensa del interés de nuestros clientes.

Este tratamiento individualizado, además de ser estrictamente respetuoso con los máximos estándares de deontología profesional de la abogacía, nos ha llevado a excelentes resultados al lograr que nuestros clientes recuperen sus ahorros en el menor tiempo que sea posible; haber obtenido un 100% de sentencias favorables en recuperación de ahorros invertidos en acciones de Bankia e, incluso, recuperar la inversión sin necesidad de celebrar juicio como en la pionera Sentencia nº 101/2015 de 31 de marzo.

<<  16 17 18 19 20 [2122 23 24 25  >>